20 años de Ingenio, la primera incubadora del país

Este martes 29 de junio a las 9:00 h, Ingenio celebró 20 años de su fundación, con la presencia de autoridades del LATU y del Gobierno, y numerosos miembros del ecosistema emprendedor que tomaron la palabra tanto de forma presencial como virtual, en un evento que fue transmitido por el canal de YouTube del LATU.

La apertura estuvo a cargo del presidente del LATU, Ruperto Long, quien celebró que la “idea de generar y consolidar una incubadora de empresas de base tecnológica en nuestro país fuera una realidad”, y mencionó a algunas de las tantas personas que colaboraron con esta iniciativa; entre estas, a Enrique Iglesias, ex presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID); a Julio Fernández y Jorge Grünberg, vicerrector y rector de la Universidad ORT Uruguay, respectivamente; al primer Director de Ingenio, Manuel Bello, y al Gerente General del LATU Jorge Silveira.

Long expresó que, desde los inicios, uno de los cometidos de Ingenio fue “estimular ideas novedosas, a veces incluso transgresoras, de base tecnológica, que son las que a menudo tienen mayor mortalidad por su propio carácter innovativo, pero que, a su vez, son las que, de tener éxito, arrojan mayores resultados y pueden incidir mucho más en la transformación del país”. Asimismo, repasó alguno de los principales hitos en la historia de Ingenio, como el relacionamiento con el Silicon Valley que dio lugar a que una de sus aceleradoras, 500 startups, asesorara a las empresas incubadas en Ingenio para que se conectaran con el mundo “de la forma más rápida que fuera posible”.

Además, anunció que en el mes de julio se inaugurará el Laboratorio de Electrónica, proyecto que Ingenio lleva adelante con apoyo de la ANII, que consiste en un laboratorio “de primer nivel, que permitirá a las incubadoras realizar prototipos de sus proyectos”.

Long agradeció a las más de 200 iniciativas incubadas, a las aproximadamente 70 empresas que nacieron en Ingenio y a todas las personas vinculadas a la incubadora en estos 20 años.

Por su parte, el ministro de Industria, Energía y Minería (MIEM), Omar Paganini, reflexionó que en contraste con el año 2001, época en la que se fundó Ingenio y en la que “hablar de emprendimiento e innovación era impensado”, “hoy es algo establecido”, tanto como hablar de “aceleración” e “internacionalización”. Al mismo tiempo, expresó que “hoy las universidades todas están comprometidas en el desarrollo del emprendimiento”, y que “el sector emprendedor y empresarial sabe el valor de las startups y los inversores empiezan a aparecer con más fuerza”. Sobre esto último, mencionó el ejemplo de “nuestro primer unicornio”, la empresa DLocal, que en las últimas semanas “cotizó en la bolsa de Nueva York y tiene un valor de mercado impensado”. Concluyó al respecto que “este mundo postpandemia nos da una oportunidad de ser un hub, un nodo de innovación, de emprendimiento y de integración al mundo.”

La responsable de Ingenio, Rosana Fernández, agradeció a “emprendedores, instituciones socias y otras instituciones del ecosistema que en esta coyuntura no pudieron estar presentes en el evento”. Envió, asimismo, un mensaje “a los emprendedores de todo el país”: “les pedimos que nos acompañen; los invito a que se acerquen a Ingenio, a que nos planteen sus desafíos, a que nos traigan ideas”, porque “este tipo de proyectos aportan valor a toda nuestra industria”.

En representación del Banco República, como parte del directorio del LATU, Eduardo Mangarelli habló de la importancia de Ingenio para la “creación de empleo y de oportunidades de muy buen valor agregado”, como también del “sentido de comunidad, de ecosistema”, para el desarrollo de las empresas.

Mangarelli remarcó la importancia del programa Pasaporte Emprendedor, impulsado en 2021 por segundo año consecutivo en conjunto por el LATU, Endeavor y la ANII, para acompañar a las empresas en su proceso de internalización, de expansión a otros mercados del exterior.

En otro orden, Julio Fernández, miembro del primer Comité de Dirección de Ingenio junto a Manuel Bello y Gustavo Tartaglia, hizo un recorrido por la historia de la fundación de Ingenio y la participación de la Universidad ORT en este proceso.

El economista Enrique Iglesias, ex presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dijo que Ingenio “representa el compromiso con el futuro del país a partir de las tecnologías, y a partir de tecnologías impulsadas por las jóvenes generaciones.”

Durante la ceremonia, también saludaron Manuel Bello (1er Comité de Dirección de Ingenio), Germán Martínez (ex Director de Ingenio 2001-2008), Rafael García (ex director de Ingenio 2008-2019), y los miembros del actual de Comité de Dirección de Ingenio: Enrique Topolansky (Universidad ORT Uruguay), Julieta López (Fundación Julio Ricaldoni), Joaquín Morixe (Endeavor Uruguay), Andrea Mendaro (CUTI) y Flavio Caiafa (ANII).

Oportunidades y desafíos actuales

En el evento de los 20 años de Ingenio, compartió su experiencia el director de Startups para Microsoft en Latinoamérica, Mariano Amartino, quien identificó 5 pilares básicos para crecer: un mercado para el éxito; “fondos y advisors” para para una etapa temprana del emprendimiento; “rol models a seguir que sirvan de inspiración”; una plataforma de lanzamiento “sobre la cual ir creciendo y lograr notoriedad” y, finalmente, la “oferta de talento”, sin la cual, aseveró, no es posible construir una empresa.

En palabras de Amartino, “la base de cualquier ecosistema son los lazos que se crean”, que “forman esos clusters de conocimiento”. La importancia de incubadoras como Ingenio, por tanto, es que propician la “conexión a nivel humano” y las “redes de contención que sirven para solucionar los problemas que se van generando en cualquier startup”.

Amartino recordó que el momento actual que vive Latinoamérica en relación a las tasas de crecimiento e inversión “es increíble”, especialmente en cuanto a los fondos de inversión, “con lo cual los emprendedores hoy se encuentran en un gran momento”. Ejemplificó: “En los últimos 12 meses de Latinoamérica hubo más unicornios que en los últimos siete años, lo cual muestra la madurez de los ecosistemas locales”.

Durante la ceremonia, también dialogaron en vivo sobre sus experiencias tres personas graduadas de Ingenio: Paula Galloti (CEO Founder de Dvelop), Mateo Capdevielle (CEO Founder de Rural Uy) y Paula Martínez (CEO Founder de Marvik). En su intercambio coincidieron en la importancia que ha tenido Ingenio para sus emprendimientos y su desarrollo como emprendedores; alentaron a futuros emprendedores y emprendedoras a que aprovecharan el momento para emprender y ofrecieron su apoyo a las próximas generaciones de empresas incubadas.

El evento completo puede verse online en el canal de YouTube del LATU.

Experiencias

Experiencias

Nuestra estadía en Ingenio nos brindó la posibilidad de estar junto a otras empresas y poder compartir ideas con ellas, en un ambiente de colaboración, escucha y aprendizaje de distintos temas.


Mauricio Pastorini

Somnio

Contar con profesionales expertos en áreas de marketing y ventas, entre otras, nos ha permitido asesorarnos y poner en marcha el emprendimiento.


Jorge Domínguez

Movi

Ser acelerados por Ingenio nos permitió estructurar las etapas de crecimiento, reconocer las acciones y trabajar con objetivos claros. 


Mara Destefanis

Big Data Machine

Un emprendimiento no es solo una buena idea llevada a producto, también implica manejar conceptos legales, de marketing, financieros, y tantos otros que desconocíamos, y que Ingenio nos ayudó a gestionar.


Pablo Brera

Parconier